lunes, 4 de mayo de 2015

Strawberry Crumble

Con la primavera vuelve el calor y el buen tiempo, vuelven las tardes al sol y los días más largos, vuelven los colores vivos y sobretodo, lo mejor es que ¡vuelve la temporada de fresas! -y vuelvo a publicar :)-

 
A mi ¡¡me  chiflan las fresas!!, con su bonito color y delicioso sabor, son todo un lujo tanto para el paladar como para la vista.

Además la fresa es una fruta que destaca por sus propiedades beneficiosas para la salud:
  • Antioxidante, pues las fresas son fuente de vitamina C y E
  • Purifica el aparato digestivo, su aporte de fibra mejora el tránsito intestinal
  • El 85% de su composición es agua, por tanto su aporte calórico es mínimo, y no contiene grasas ni colesterol
 
Sabiendo todo esto, ¿Cómo no voy a comer fresas? Y además, ¡están de temporada!

Aprovechando que ahora están buenísimas y bien de precio, no me he podido resistir a preparar un crumble de fresas.



Anteriormente ya había publicado 2 recetas de crumble (de arándanos y de manzana), pero este es diferente:
  1. Porque no tiene base –lo que lo hace más sencillo de preparar-
  2. Porque el crumble además de mantequilla, harina, azúcar y almendra molida, este también lleva nuez picada –lo que le da más sabor y lo hace aún más rico-
El crumble puede ser tanto con base como sin base. Personalmente, -habiendo probado los dos tipos- me gusta más el crumble sin base, ya que es más ligero de comer –aunque de las dos formas está riquísimo :)-



Aquí os dejo la receta de CRUMBLE DE FRESAS:
 
Para 3 crumbles

300gr de fresas
60gr de azúcar + 1 cucharada
90gr de harina
30gr de almendra molida
30gr de nueces troceadas
60gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 pizca de sal

PREPARACIÓN:
Primero de todo, pon a calentar el horno a 200º grados.

A continuación, lava y corta las fresas a daditos pequeños. Mezcla las fresas con las 3 cucharadas de azúcar y reserva. –En este paso es muy importante añadir azúcar para que las fresas no nos queden ácidas-

Para preparar el crumble, en un bol mezclamos todos los ingredientes (harina, azúcar, mantequilla, almendra molida, nuez y sal) hasta que parezcan granitos de arena.

En el molde donde vayamos a hornear el crumble, colocamos las fresas en la base y las cubrimos con el crumble –hasta que queden cubiertas por completo-

Ahora solo falta introducirlo en el horno, y hornearlo durante 15 minutos –o hasta que se dore el crumble-.
 

El crumble se puede servir tanto caliente, templado o frío –esto ya al gusto-. A mí personalmente como más me gusta es templado, aunque he de admitir que como muchas veces no me puedo aguantar de probarlo, acabo comiéndolo caliente –es muy difícil resistirse-

¿Te animas a prepararlo?

¡MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG!

Eva.

1 comentarios:

  1. Que bueno!!!! Las fotografías lo dicen todo!!!!! Me apunto al plan de ese crumble!!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por tu comentario!

Todas las fotos pertenecen a Eva Sánchez Marín, porfavor no copies sin mencionar tus fuentes. Las imágenes de las plantillas son obra de Ollustrator. Con la tecnología de Blogger.

© home baked, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena